YO SOY Uno en la Unidad.


YO SOY Uno en la Unidad
En el corazón de Dios
Dios YO SOY
Porque YO SOY Dios
Porque todo lo que Dios creo lo creo de su propia sustancia
Por lo tanto todo es Dios
YO SOY parte de ese todo
YO SOY Dios
YO SOY Uno
YO SOY la unidad
YO SOY la esfera de la unidad que abarca el cosmos
Renuncio a toda imagen de un Dios externo
Renuncio a toda imagen de un Dios en el Cielo
Renuncio a toda imagen de un Dios en un mensajero
y solo acepto la única verdad de que Dios está en mi

porque YO SOY Dios en su mas pura manifestación.

Yo estoy aquí y he venido a manifestar la plenitud

de mi amor y mi Luz a la tierra.
YO SOY el Jesús el Cristo, YO SOY el Cristo Jesús

en cada uno de vosotros, ya no me veáis afuera porqu

e yo siempre he estado adentro.
Rechazad vuestra mente carnal
que es la que os quiere hacer creer en los maestros externos

y en el Dios externo.
Yo he venido pero realmente siempre estuve aquí

porque soy uno en cada corazón que vibra
y en cada corazón que se abre.
Soy uno en el corazón del cosmos
Soy uno en vuestro propio corazón



SOMOS UNO

SOMOS UNO

jueves, 3 de junio de 2010

Somos únicos y Dios nos hizo con un propósito.

Elizabeth Marin Somos únicos y Dios nos hizo con un propósito. En el tiempo pasado todo era Luz. En los inicios no existía más nada. Sólo el aliento del Padre. Él decidió crear y expandió su Luz a través de su aliento. Él insufló la forma de apariencia. Necesitaba dar vida a sus particularidades. Necesitaba expandir su existencia. Sabía que no seria fácil para esa existencia emergente identificar su procedencia. Sabía que se tendría que enfrentar a las locuras y creaciones individuales y sin embargo lo hizo. La existencia, entonces, no era sólo Luz, era sobrevivencia, experiencias, individualidades y formas diversas. El hombre físico, una de ellas. ¿Por qué? porque debería volver a la fuente después de transcurrir su experiencia física, mental, emocional y espiritual. De la nada a la nada, de la vida a la muerte, de la ignorancia a la sabiduría. El juego se repite una y otra vez porque la existencia es eterna. El hombre es eterno y sus experiencias y aprendizajes también. El camino es individual pero el recorrido no lo es. ¿La diferencia entre uno y otro? El camino eres tú, el recorrido Soy Yo. Caminas en Mí todo el tiempo y pareces olvidarlo, la idea es que no lo olvides para que puedas integrarte nuevamente al recorrido eterno. ¿Cómo sabes si te integras? Cuando el camino es placentero, cuando consigues alinearte al sendero dispuesto. Yo te amo incondicionalmente porque Yo soy Tú y te entrego el camino, por qué tú no me amas incondicionalmente mientras lo recorres. Allí está el aprendizaje, ámame incondicionalmente y te integrarás al recorrido plenamente. ¿Cómo amarme incondicionalmente? Siendo tú mismo, que Soy Yo, siendo amoroso, creativo, respetuoso, siendo amor y sintiendo amor, pero un amor infinito por toda la creación. Entrégate con confianza, pues eres Mi creación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada